profesor nicolas carrillo

La captura de la modelo de 22 años, Juliana López en China por presunto tráfico de sustancias ilegales le abrió los ojos a Colombia y obligó a recordar una complicada realidad que viven los 138 compatriotas en el extranjero, personas que fueron detenidas en su mayoría por tenencia o trafico de drogas y que hoy en día fueron condenadas a cadena perpetua o la tan temerosa pena de muerte.

Desde hace unos meses se viene gestando por parte del Gobierno Nacional una salida negociada con el gobierno chino para lograr algunas medidas de clemencia o un posible tratado de repatriación por casos humanitarios, sin embargo dichas solicitudes no parecen ser suficientes para los familiares de estas personas que piden más gestión desde la Cancillería. 

En los últimos días parte de esa gestión la ha venido realizando la cónsul de Guangzhou quien ha tenido contacto con Juliana y su exnovio, también detenido por el mismo delito y ha sido el puente entre los detenidos y sus familias debido a los altos inconvenientes en la comunicación, uno de los principales problemas para los colombianos quienes deben sortear la barrera del idioma, lo cual ha complicado su estado de salud debido a que solo pueden ser atendidos por un médico si hay la presencia de un traductor.

En el Senado de la República se han venido trabajando diferentes debates de control político de parte de la senadora Teresita García y la también senadora Ana Paola Agudelo, quienes han promovido e impulsado un urgente acuerdo de repatriación para que los ciudadanos colombianos presos en ese país puedan pagar su condena en Colombia.(Lea también: Habrá repatriación de China por casos humanitarios: Senadora Teresita García)

Por medio de diferentes medios de comunicación los familiares de las personas detenidas han hecho hasta lo imposible para que el Gobierno adopte medidas urgentes, debido a que muchos de ellos viven en condiciones económicas que no permiten costear un abogado y un traductor para sus familiares. Este drama lo viven a diario y más en estos momentos en los cuales el país volteó sus ojos por unos días a esta problemática.

Los familiares de los detenidos decidieron formar la comunidad “Sí a la repatriación de los colombianos presos en China” con la cual han visitado el Senado y varios organismos con el fin de encontrar un apoyo para hacer traer a sus seres queridos, debido a la preocupación del trato que se da en los centros carcelarios de Chinadonde a diario se efectúan denuncias sobre violaciones a los derechos humanos y las condiciones infrahumanas que viven algunas personas.

Más información

Advertisements