WhatsApp Image 2017-04-05 at 11.17.48 AM

El pasado lunes 3 de abril, la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana fue la anfitriona del Conversatorio Ius Constitutionale Commune y la Transformación del Derecho Público en Colombia. El Conversatorio tuvo como expositores principales a los investigadores Mariela MoralesAntoniazzi, del Max Planck Institute for Comparative Public Law and International Law en Heidelberg, y a Miguel Rábago, de la Universidad de los Andes. Asimismo, intervinieron en calidad de comentaristas, los profesores Juana I. Acosta López, Directora de Investigación de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana y agente de Estados en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH); María Carmelina Londoño L., Directora de la Maestría en Derecho Internacional de la Universidad de La Sabana, René Urueña Hernández, Director de Investigaciones Jurídicas de la Universidad de los Andes y Fabio Pulido Ortiz, Director de la Maestría en Derecho Constitucional de la Universidad de La Sabana.

El evento fue organizado por la Maestría en Derecho Internacional de la Universidad de La Sabana, la Maestría en Derecho Constitucional de la misma universidad y la Universidad de los Andes, con el fin de generar un espacio para discutir las propuestas del Ius Constitutionale Commune en derechos humanos para América Latina (ICCAL), una de las teorías más promisorias y debatidas en la actualidad. En su intervención, Mariela Morales-Antoniazzi destacó la necesidad de reconocer la existencia de un estándar mínimo de protección común a todos los Estados latinoamericanos. Para ello, explicó el impacto que ha tenido la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) en cuestiones como las amnistías, los feminicidios y los derechos de los pueblos indígenas. A su vez, resaltó como ese derecho común latinoamericano no responde a una imposición extrínseca, sino que se fundamenta en la misma voluntad de los Estados, en el marco del SIDH. Por su parte, el profesor Rábago cuestionó la idea tradicional del Estado y la insuficiencia de los conceptos que lo han explicado desde hace varias décadas. En esta línea, planteó nuevos paradigmas para entender la realidad actual.

Asimismo, la profesora Juana Acosta –quien ha representado a diversos Estados en casos ante la CorteIDH– ­­­hizo énfasis en las transformaciones que las normas del SIDH han producido dentro de los ordenamientos jurídicos nacionales. A manera de ejemplo, citó la construcción de políticas públicas a raíz del fallo de Pueblo Bello. “Gracias a esa decisión de la Corte, Pueblo Bello existe hoy para el Estado colombiano. Sin este fallo, la situación de los habitantes de esa zona del país sería muy diferente”, puntualizó la profesora Acosta. No obstante, los profesores Pulido y Urueña plantearon algunas inquietudes que genera la teoría del ICCAL, como la pertinencia de unificar los problemas de los Estados de la región, la conveniencia de aplicar siempre normas de carácter internacional sobre normas internas, la necesidad de acudir a planteamientos comprehensivos y la fundamentación de los orígenes de la teoría, entre otros.

En su intervención, la profesora Londoño –quien elaboró su tesis de doctorado alrededor de las garantías de no repetición en el SIDH– presentó un enfoque “conciliador” entre los postulados del ICCAL, el impacto de la jurisprudencia de la CorteIDH y los ordenamientos nacionales de los Estados parte de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. Para la Directora de la Maestría en Derecho Internacional, si bien es lógico reconocer los retos que plantea el Ius Constitutionale Commune para las autoridades nacionales, no se puede perder de vista cómo –en la mayoría de los casos–, las obligaciones del SIDH han significado un aporte positivo para las sociedades. En este sentido, el ICCAL debe dar respuesta a interrogantes sobre su implementación y el respeto del margen de apreciación de los Estados, pero sin minimizar los beneficios que ha traído a los habitantes de estos países.

Para los estudiantes e investigadores que asistieron al evento, el Conversatorio representó una oportunidad para acerarse a este nuevo enfoque, que desde hace años viene llamando la atención de académicos en América Latina y Europa.

Advertisements