Por: María Carmelina Londoño, directora de la Maestría en Derecho Internacional

En mi último post hice eco al llamado del Papa a los actores internacionales: transformar la carrera armamentista en una carrera de servicio a los seres humanos. Algunos piensan que esta es una visión “romántica”. La creación de los respiradores de bajo costo para enfermos de Covid-19 por el equipo de la Universidad de la Sabana ya era motivo de alegría. La noticia de que Indumil, la Industria Militar colombiana es ahora el aliado estratégico para la producción del prototipo, sin ningún ánimo comercial, me hace pensar que este es un tiempo que alienta la esperanza de los románticos.

0-2.jpeg